Categorías
Creación de Contenidos Estrategia Editorial

Contenido para casas de apuestas: el deporte como fandom

Contenido para casas de apuestas: el deporte como fandom

Contenido para casas de apuestas

Resulta sorprendente ver la lenta maduración del contenido para casas de apuestas, un sector nativo digital que ha crecido del cero al todo en la última década. En 2006 se legalizaron en España y a partir de 2008 empezaron a desembarcar los grandes del sector (Bwin, Betfair, William Hill…).

El deporte fue desde el primer momento su principal foco y enseguida compraron espacios en las principales emisiones de tele y radio. Pero todavía no han conseguido crear un ecosistema de contenidos propio.

ÍNDICE DEL POST

  1. Contenido para casas de apuestas: ¿para qué sirve?
  2. La infancia: ser parte de los classical media 
  3. La adolescencia: fichar famosos
  4. Cómo hacerse grandes: el deporte como fandom 
  5. Contenido para casas de apuestas: ¿para qué sirve Contineo?

Contenido para casas de apuestas: ¿para qué sirve?

El objetivo más evidente de cualquier casa de apuestas online es conseguir clientes: personas que apuestan su dinero en eventos online (mayormente deportivos y de casino). Para ello desplegaron en tiempo récord el más ágil de los ecommerce: te registras y obtienes una cuenta que ir recargando de dinero para jugarte los cuartos.

En paralelo, desarrollaron aplicaciones que van actualizando los resultados de las competiciones en las que apuestas.

Pero si ya tienen una web y una app móvil en las que captar clientes y gestionar sus apuestas, ¿para qué sirve el contenido para casas de apuestas? Sirve para ser encontrado, para convencer y para seducir. 

  • Ser encontrado: más allá de los clientes habituales que volverán por hábito a su web de referencia, los nuevos llegarán porque ven un anuncio o porque buscan en Google. Los anuncios basta pagarlos (SEM incluido) pero a veces salen muy caros e incluso para hacer publicidad se va a necesitar contenido que la sostenga, un relato. Y luego están los que buscan por Google, que todo lo que pueden encontrar es contenido.
  • Convencer: ante la competencia feroz (alrededor de 80 casas de apuestas online en España), el contenido es uno de los rasgos diferenciales, siendo el otro las promociones y ventajas para clientes. Este último está centrado en el precio, mientras que el contenido debe centrarse en la calidad.
  • Seducir: para que alguien se quede y no se marche al rival, jugar a bajar el precio es un recorrido corto y peligroso. Lo que merece la pena es fidelizar mediante contenidos que no sean como los de nadie.

La infancia: ser parte de los classical media

En sus primeros tiempos en España, las casas de apuestas online eran fundamentalmente colosos mundiales que invertían sus esfuerzos y dinero en inserciones publicitarias en los grandes medios. En la tele y en la radio, en los principales espacios deportivos, se sucedían las cuñas.

Primero fueron anuncios claramente separados de la línea editorial. Después empezaron a formar parte de la misma, con radiolocutores que mientras narraban el partido recordaban las cuotas de una determinada marca y animaban a apostar online.

En esta época la idea era que si ibas donde estaba tu público, serías visto y les conquistarías. ¿El único problema? Que en cada cadena/programa solo había sitio para uno… y los espacios empezaron a costar cada vez más caros.

La adolescencia: fichar famosos

Se llegó a un bloqueo provocado por la saturación de casas de apuestas que «colaboraban» con Carrusel Deportivo, Tiempo de Juego, Radioestadio y todas las televisiones sin excepción. Una vez más se generaba una guerra de precios en la que solo quien más pagaba iba a tener hueco en los classical media.

En este momento, el contenido para casas de apuestas online se hizo necesario. Si «alquilar» un espacio cuesta tanto, más te vale construir tu propio espacio y empezar a pensar en ser un medio de comunicación. Esta reflexión se hizo, curiosamente, al mismo tiempo que otra que es bastante diferente: la cara de un famoso ayuda a vender. 

Mezclando ambas ideas, empezaron a nacer canales de new media (YouTube, redes sociales, microespacios televisivos a modo de publirreportaje) en los que una de las grandes casas de apuestas contrataba a un famoso para liderar dicho canal, siendo la imagen y la voz de la marca.

Por un lado, la necesidad de crecer para dejar de ser simples anunciantes y convertirse en emisores de información, en creadores de contenido. Por otro, pero superponiéndose a lo anterior, la idea de fichar a un famoso para que sea tu imagen de marca y nutra de contenido tu canal.

Y cuando esta adolescencia iba viento en popa y las casas de apuestas se creían invencibles… llegaron las normas de los adultos. Una regulación prohibió que personajes especialmente célebres hiciesen publicidad de juegos y apuestas.

Cómo  hacerse grandes: el deporte como fandom

La regulación no se lo va a poner fácil a las casas de apuestas. La prohibición de la publicidad explícita hace que el Marketing de Contenidos sea más importante para ellas de lo que ya es para el resto de sectores.

A la larga, se trata de prohibir tus anuncios en un número cada vez mayor de interfaces. La solución es tener tu propio interfaz y sostener con Contenidos tu propio ecosistema digital(web, app, blog, vídeo, podcast…). De esta manera, se sortean las prohibiciones y se encandila al usuario por el mismo precio. 

Ante el reto de crear Contenido propio y diferenciador, las casas de apuestas tienen la ocasión de usar el deporte como lo que siempre ha sido, como lo que realmente es: una relación pasional entre el fan y su equipo.

El fandom es la cultura de nicho que genera un determinado grupo de personas porque se sienten unidos a algún tipo de entidad (películas, series, equipos, celebrities…). En el caso de las apuestas deportivas, la asociación es evidente y solo está esperando a ser usada para la construcción de relatos. 

Nadie va a querer ser fan de la marca de una casa de apuestas. Nadie va a querer tener una relación pasional con su corredor de apuestas. Pero sí que van a querer esas emociones en su relación con, por ejemplo, el Real Madrid. El Contenido para casas de apuestas debe partir de este filón, nutrirse de esta base de conocimientos, tradiciones y estética compartida para seducir a sus usuarios. 

Contenido para casas de apuestas

Contenido para casas de apuestas: ¿para qué sirve Contineo?

La experiencia de la agencia de contenidos Contineo con Casumo, una casa de apuestas que nació con vocación de ser diferente, demuestra en qué medida puede notarse el toque fandom en la producción de contenidos para casas de apuestas.

Mediante una estrategia editorial centrada en trabajar los dos momentos, el puntual short-term y el estable a largo plazo (o «evergreen»), Contineo consiguió desplegar una producción de contenidos diferenciadores que enfocaban tanto la seducción del usuario meno entendido de ciertos eventos deportivos como al que quiere mantener un interés y una atención permanente por cierta competición o deporte.

La clave está en inventar y narrar historias que sean siempre para fans, nunca para clientes.

Infografía perteneciente a una guía sobre Baloncesto realizada por Contineo para Casumo.

Otras historias

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Cuando, hace unos años, empezamos a plantear nuestra colaboración con ARS Magazine (uno de los primeros clientes de Contineo) nos hicimos algunas preguntas cruciales. ¿Qué podemos aportar nosotros, como agencia especializada en marketing de contenidos, a la […]

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal del cliente MIGUEL CALZADA Teóricos del Marketing Digital y comerciales de todo pelaje llevan años hablando de la experiencia omnicanal del cliente como si estuviésemos ante un descubrimiento reciente. Pero ¿qué es la omnicanalidad? Es sencillo: se trata de sentir cada experiencia de manera coherente […]

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles MIGUEL CALZADA Siendo uno de los formatos más potentes para fidelizar al cliente, muchas marcas se preguntan cómo hacer un podcast. Esta pregunta tiene dos respuestas: la larga y la corta. La corta es hacerlo con Contineo. La larga te la contamos a continuación. ÍNDICE DEL […]

Copyscape y plagio online: qué es Copyscape y cómo detectar el plagio online

Copyscape: qué es y cómo se usa para detectar el plagio online NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Lo peor que te puede pasar, si trabajas con contenidos digitales, es comprar o vender contenido plagiado. Esto es lo que necesitas saber sobre copyscape y el plagio online.  Tanto si formas parte de una agencia de Marketing […]

Escríbenos en cualquier momento y sin compromiso:
contineo@contineo.es

Categorías
Creación de Contenidos Estrategia Editorial

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal del cliente

Teóricos del Marketing Digital y comerciales de todo pelaje llevan años hablando de la experiencia omnicanal del cliente como si estuviésemos ante un descubrimiento reciente.

Pero ¿qué es la omnicanalidad? Es sencillo: se trata de sentir cada experiencia de manera coherente y unificada. Se trata de dejar de hablar de lo online y lo offline, una frontera que es ya cosa del pasado.

En los ejemplos de buenas prácticas siempre se habla de grandes empresas sufriendo horrores para conseguir coordinar al equipo de las tiendas físicas con el equipo digital. La experiencia omnicanal del cliente puede resultar novedosa para estructuras algo esquizofrénicas en las que una parte no sabe de la existencia de la otra. Pero en un barrio de una ciudad, en un club deportivo vinculado a un colegio, a unos padres, a unos amigos… La experiencia omnicanal del cliente no es otra cosa que vivir con sinceridad.

ÍNDICE DEL POST

  1. El barrio
  2. El rugby
  3. La escuela
  4. Unir los puntos: la experiencia omnicanal
  5. ¿Para qué sirve Contineo?

El barrio: Chamberí

El distrito madrileño de Chamberí brotó sobre terrenos boscosos que en su día pertenecieron a los caballeros templarios. En el siglo XIX, una tímida industrialización lo fue transformando y dejó de ser un entorno de cacerías y fincas de recreo para convertirse en una combinación improbable de fábricas de tejas, talleres artesanos y todo tipo de infraviviendas. Estos contrastes, dieron forma a un vecindario por fuerza diverso, que hoy en día supone un genuino melting pot.

En la organización administrativa de Madrid, los distritos funcionan al modo de pequeñas ciudades, a su vez subdivididas en barrios. En el extremo norte de Chamberí, y lindando con el distrito de Tetuán, está el barrio de Ríos Rosas.

En esta particular porción de Chamberí encontramos tráfico humeante y parques infantiles, colmados tradicionales junto a la imponente estructura de hormigón de los Nuevos Ministerios, los diez carriles del Paseo de la Castellana y las calles de una sola dirección por las que a duras penas entra una furgoneta.

Little Italy en Madrid

En la zona de Ríos Rosas, y tomando como epicentro al consulado italiano, se concentran decenas de restaurantes, cafeterías, librerías, galerías de arte y otras iniciativas culturales que reivindican la italianidad en el mejor sentido de la palabra, es decir, la inquietud estética como una manera de resistir y combatir el tedio y la barbarie.

Conectados entre sí de manera informal, a través de amistades y clientes comunes, esta Little Italy madrileña es una red de actividades que está dando una nueva identidad al barrio de Ríos Rosas, donde ya puede decirse que es posible encontrar las mejores pizzas, el mejor café y la obra completa de Pier Paolo Pasolini.

Como todo lo auténticamente cultural, no ha habido estrategia ni organización, no hay nadie pilotando de manera interesada este despliegue de aventuras (las que triunfan y las que quiebran), no hay subvenciones manteniéndolo con vida de manera artificial. Simplemente, alguien puso la primera piedra y después fueron agregándose otros, y así hasta construir algo que perdura. Tal y como se formó el barrio, se ha formado este barrio dentro del barrio, cultura diferente y que complementa al entorno.

Experiencia omnicanal del cliente

El rugby: construyendo autoestima

Hay muchas semejanzas entre el sentimiento de barrio y el sentimiento del rugby. A veces, cuando un extraño llega a un barrio puede sentirse de primeras intimidado, puede preguntar si  hay mucha delincuencia y mirar nervioso hacia atrás cuando se hace de noche. De la misma manera, al aproximarse al rugby hay quien cree que se trata de un deporte violento, en el que es fácil hacerse daño.

La clave está en el contacto. Cuando alguien finalmente pisa el barrio, lo recorre, lo vive, se instala… Comprende que la mezcla de orígenes, estilos, idiomas y creencias no es ninguna amenaza sino un lugar en el que coger fuerzas y sentirse acogido. Con el rugby pasa exactamente igual. Basta conocerlo para entender el contacto como un momento de reunión con el otro.

Y aquí lo que pasa en el campo… no se queda dentro del campo porque continúa fuera, porque debe continuar fuera para construir relaciones firmes entre las personas, tan firmes como una buena melé.

Todo esto es válido a cualquier edad, pero resulta especialmente valioso en los años formativos, cuando la autoestima está edificándose y la relación con los iguales tiene más importancia que en ningún otro momento vital. El niño y el adolescente se construye a sí mismo mediante continuas interacciones con los que considera sus semejantes. Es de gran importancia que estos intercambios de ideas, de imágenes, de palabras, de experiencias… sean sanos y nunca tóxicos. En este sentido, el deporte en general puede ser el pretexto ideal para «formar equipo», para aprender a ganar y a perder, a esforzarse y a confiar en el otro como aquel que puede ayudarnos a superar nuestras limitaciones.

El rugby en concreto no es un deporte ni más ni menos «agresivo» o «violento» que muchos otros que gozan del beneplácito popular. Y si hablamos de lesiones, cualquier fisioterapeuta o traumatólogo confirmará que el fútbol como fábrica de meniscos dislocados tiene mayor peligrosidad. Pero no se trata aquí de competir entre deportes. Se trata de competir entre la escuela que hace equipo, la que construye barrio, y la de aquellos que se quedan encerrados en su casa jugando a una videoconsola que nunca les va a enseñar ni cuáles son sus limitaciones ni a quién pueden abrazarse para superarlas.

La escuela: el Liceo Italiano de Madrid

Hablábamos antes del consulado italiano en Madrid, situado a tiro de piedra de los Nuevos Ministerios y el Paseo de la Castellana, siempre en el barrio de Ríos Rosas, en Chamberí. Pero mucho antes de que el consulado se estableciese allí en los años 80 del siglo XX, ese lugar ya lo ocupaba activamente el Liceo italiano, inaugurado en 1940.

Las circunstancias históricas convirtieron a esta escuela pensada para los hijos del personal diplomático italiano en un oasis de libertad en medio del desierto franquista. No es exagerado decir que durante muchas décadas este era el único lugar de Madrid en el que se podía recibir una educación laica y democrática, ajena a los cilicios y a ese Movimiento que conseguía que todo un país se quedase parado.

Las puertas siempre estuvieron abiertas a todos, desechándose desde el principio la idea de ser un gueto solo para italianos. En cambio, se convirtió en un verdadero imán para madres y padres que en ocasiones ni sabían hablar italiano ni tenían ningún otro vínculo con el país transalpino que el amor por la cultura clásica, por el arte, por la libertad.

A día de hoy, el Liceo Italiano sigue donde siempre estuvo, rodeado ahora de un entorno que se ha acercado por fin a sus valores, abrazándolo como parte del barrio, de la ciudad y de una misma cultura.

Unir los puntos: experiencia omnicanal del cliente

Volvamos al discurso de la omnicanalidad. Citemos incluso la definición de HubSpot para omnicanalidad como «aquella estrategia de marketing que crea experiencias valiosas entre un negocio y sus clientes a través de todos los medios de contacto que tiene vigentes, ya sean físicos o digitales».

Sabe a poco, ¿verdad?

Lógico, ya que navegamos por las aguas del marketing porque sí, como teoría abstracta. Unamos en cambio los puntos:

  • un barrio diverso que quiere aprovechar su diversidad para estimular la participación de todos en el gran reto de conocernos los unos a los otros.
  • un deporte como el rugby que se propone como momento de encuentro con el otro, un encuentro inevitable ante el que no te puedes esconder (alguna vez incluso chocarás contra el otro) y que será bálsamo para tu autoestima.
  • una escuela como el Liceo Italiano con una tradición democráctica a prueba de Franco.

¿Qué es la experiencia omnicanal del cliente aquí? No hay nada extraño tras esa palabra sino la pura experiencia que acoge al que pasea por Ríos Rosas y se ve sorprendido por el timbre del colegio, las puertas que se abren, la avalancha de niños y niñas de todas las edades que corren y hablan en un extraño dialecto que mezcla español, italiano, inglés…

Al detenerse, el paseante se fija en una pancarta con un oso que agarra un balón de rugby y desde ese momento sabe que existe un equipo de rugby. Será solo para los del colegio, piensa.

Pero no. Porque cuando pare a tomar un café o una pizza en alguno de los negocios de alrededor (tan cerca como a 10 metros de esa pancarta, a 50 metros otro, a 100 metros otro más…), le hablarán de que hay descuentos «para los del rugby». En las mesas de al lado verá a adultos con sudaderas azules y ese mismo oso agarrando el balón con forma de melón.

Las maravillas digitales de la geolocalización harán que si se entretiene con su móvil le salte un anuncio en Instagram que le invita a «entrar en contacto con el otro» a través del rugby. Y cuando ya crea que puede «librarse» de esta experiencia inmersiva, es probable que aparezca Andrea, el fundador de la escuela para niños Rugby Club Orsi Italiani, para tomarse un café en la mesa de al lado y hablar con entusiasmo de su proyecto sin ánimo de lucro.

Pues bien, la experiencia omnicanal del cliente es esto. Es estar en el territorio, sentir la experiencia y conseguir, sin esforzarse, que todo esté conectado. Sin aspavientos, sin contestadores con musiquita que te hacen esperar para resolver un problema, sin grandes presupuestos.

Experiencia omnicanal del cliente: rugby y barrio en Chamberí

¿Para qué sirve Contineo?

En toda esta historia, Contineo no es otra cosa que el facilitador, el mecanismo de conexión que hace que «lo digital» deje de ser algo aparte y solo para iniciados. Los propios niños nos enseñan mejor que nadie que ya no hay fronteras, que jugar a la peonza a la puerta del colegio es perfectamente compatible con desarrollar aplicaciones en Scratch.

En nuestro trabajo con el Rugby Club Orsi Italiani intentamos tener presente siempre que trabajamos en el territorio y para el territorio, en la escuela y para la escuela, con los niños y para los niños. La estrategia editorial deja de llamarse así y se convierte en «cuéntame algo entretenido». Las redes sociales no tienen un calendario de deployment sino un «acuérdate de tagearme». El SEO ya no son unas siglas sino un «búscalo en Google».

A los niños de la escuela de rugby siempre se les dice que no hay ninguna intención, ni tan siquiera remota, de convertirles en profesionales. De hecho, el amateurismo es uno de los motivos de orgullo del rugby como deporte. No estamos en esto por el dinero. No queremos formar a un Cristiano Ronaldo. No va a ser la escuela de rugby con más alumnos de Madrid. No seremos la agencia de Contenidos con proyectos más importantes.

Seremos nosotros. Diferentes. Humanos. Inimitables. Y entraremos en contacto contigo, estableceremos una relación que transformará a ambas partes. Y habrá merecido la pena. Porque ninguna experiencia vale para nada si no consigues vivirla a fondo, con el corazón, con la cabeza, con los sentidos. Y con los pies en la tierra.

Otras historias

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Cuando, hace unos años, empezamos a plantear nuestra colaboración con ARS Magazine (uno de los primeros clientes de Contineo) nos hicimos algunas preguntas cruciales. ¿Qué podemos aportar nosotros, como agencia especializada en marketing de contenidos, a la […]

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal del cliente MIGUEL CALZADA Teóricos del Marketing Digital y comerciales de todo pelaje llevan años hablando de la experiencia omnicanal del cliente como si estuviésemos ante un descubrimiento reciente. Pero ¿qué es la omnicanalidad? Es sencillo: se trata de sentir cada experiencia de manera coherente […]

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles MIGUEL CALZADA Siendo uno de los formatos más potentes para fidelizar al cliente, muchas marcas se preguntan cómo hacer un podcast. Esta pregunta tiene dos respuestas: la larga y la corta. La corta es hacerlo con Contineo. La larga te la contamos a continuación. ÍNDICE DEL […]

Copyscape y plagio online: qué es Copyscape y cómo detectar el plagio online

Copyscape: qué es y cómo se usa para detectar el plagio online NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Lo peor que te puede pasar, si trabajas con contenidos digitales, es comprar o vender contenido plagiado. Esto es lo que necesitas saber sobre copyscape y el plagio online.  Tanto si formas parte de una agencia de Marketing […]

Escríbenos en cualquier momento y sin compromiso:
contineo@contineo.es

Categorías
Creación de Contenidos Estrategia Editorial

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles

Cómo hacer un podcast: estrategia, duración y otros detalles

Cómo hacer un podcast

Siendo uno de los formatos más potentes para fidelizar al cliente, muchas marcas se preguntan cómo hacer un podcast.

Esta pregunta tiene dos respuestas: la larga y la corta. La corta es hacerlo con Contineo. La larga te la contamos a continuación.

ÍNDICE DEL POST

  1. ¿Qué es un podcast?
  2. ¿Por qué hacer un podcast?
  3. Definir la estrategia y el enfoque
  4. Preparar los guiones y los locutores
  5. ¿Cuánto dura un podcast?
  6. Material técnico necesario
  7. Cómo editar un podcast: la post-producción
  8. Cómo publicar un podcast
  9. Cómo hacer un podcast: la respuesta corta

¿Qué es un podcast?

Podcast es una palabra muy de moda que, paradójicamente, proviene de otra palabra que está tan poco de moda que, de hecho, ha desaparecido.

Podcast viene de iPod y broadcast

Empieza a olvidársenos que Apple y Steve Jobs renacieron de sus cenizas con el iPod, un reproductor portátil de música comercializado por primera vez en 2001 (seis años antes del primer iPhone). Desde 2019, con el iPod Touch de séptima generación, no ha habido nuevas entregas, probablemente debido a que cualquier reproductor MP3/MP4 resultar anacrónico en los tiempos de Spotify.

Como ya te contamos en el Instagram de Contineo, el primero en usar la palabra podcast fue el periodista y tecnólogo Ben Hammersley en 2004. Resulta muy interesante releer hoy aquel artículo de The Guardian que se preguntaba por el boom de la radio online. Traduzcamos aquí un pequeño extracto:

Los ingredientes para un nuevo boom de la radio amateur están ahí: reproductores MP3 como el iPod de Apple, el software para editar audio a precios baratos (o gratis) y los blogs como parte consolidada de Internet. ¿Pero cómo lo podemos llamar?¿Audioblogging? ¿Podcasting? ¿Guerrilla Media? «En realidad es un experimento”, dice Cristopher Lydon, ex periodista del New York Times y ahora en la National Public Radio. “Todo cuesta poco. Las herramientas están disponibles. Todo el mundo ha estado diciendo que cualquiera puede ser un creador de contenido, que cualquiera puede ser un broadcaster. Vamos a ver si funciona”.

Dieciocho años después podemos decir que el experimento funcionó. Y que en los últimos 5 años está viviendo un nuevo boom, un re-boom en el que las marcas están aprendiendo a usarlo para fidelizar y mimar a sus clientes.

Pero ¿qué es un podcast? Propongamos una definición sintética y aséptica, como deben ser:

un podcast es una grabación de audio que está en Internet y tiene intención de contar una historia por capítulos

¿Es lo mismo que la radio online? No tiene mucho sentido perderse en estos debates conceptuales, pero la gran diferencia es el lugar de nacimiento de esos contenidos de audio.

La radio nace en las emisoras, que tienen una programación limitada por las 24 horas que tiene el día, con una duración máxima para cada programa. El podcast nace directamente en Internet, sin límites ni de duración ni editoriales y con la vocación de poder ser escuchado en cualquier momento, aunque hayan pasado años de su creación.

En la práctica, todas las emisoras de radio suben su programación a las plataformas de podcasting, por lo que no es sencillo trazar una frontera clara entre radio y podcast. Comparten una ventaja de enorme valor: se pueden escuchar haciendo otras cosas, lo cual las convierte en píldoras de información y entretenimiento muy adecuadas para nuestra época multitarea. Tu podcast podrá ser oído por tu público mientras están haciendo deporte, cocinando, yendo al trabajo…

Cómo hacer un podcast: storytelling para podcast

Por qué hacer un podcast

Esta pregunta es, sin lugar a dudas, la más importante de todas. No tiene sentido estar en YouTube por estar, como tampoco lo tiene irse a Twitch porque “ahí están los jóvenes” o abrir un blog porque sí. Lo importante es lo que se quiere contar.

El podcast es un formato flexible, con límites aún por explorar. A día de hoy y por lo que conocemos, resulta idóneo para fidelizar a clientes, estableciendo con ellos una relación especial. Este debería ser su objetivo prioritario, aunque no hay que desdeñar su potencial para captar nuevos clientes… aunque la manera de captarlos debe evitar lo explícito y subrayar las labores de fidelización.

Evitar lo explícito significa que difícilmente va a funcionar un podcast que arranque vendiendo un producto y empujando a los oyentes a comprar, contratar o visitar/descargar una web/app. Subrayar las labores de fidelización significa que enseñando lo bien que cuidas a tus clientes, el mimo que les regalas, puedes convencer a quien aún no es cliente a subirse a tu barco.

A nivel temático, es un formato por naturaleza serial, una entrega por fascículos de una historia en la que tu marca exhibe sus atributos de valor. ¡Cuidado! Un producto o servicio nunca es lo mismo que sus atributos de valor. Lo que hay que enseñar son los atributos, nunca el producto o servicio.

Un ejemplo sencillo: el producto es la Coca-Cola, el atributo es algo tan intangible (y con tanto recorrido) como la felicidad. No enseñes una vulgar lata de Coca-Cola. Exhibe, en cambio, un estilo de vida.

¿Cuándo deberías decidir hacer un podcast? Solo si cumples los siguientes requisitos:

  • Es posible describir lo que vendes con atributos que son valiosos en sí mismos y pueden articularse como una historia. Si vendo cerraduras, no puedo hacer un podcast hablando de los diferentes modelos. Lo que puedo hacer es un podcast que trate cuestiones como la seguridad del hogar en los países occidentales y los principales cambios que ha habido en los últimos 30 años.
  • Estás dispuesto a contar una historia en la que tu producto/servicio apenas se menciona de manera explícita.
  • No esperas un retorno inmediato y confías en que estás sembrando la semilla de futuras captaciones y cuidando a tus actuales clientes para no perderlos.

Cómo definir la estrategia para un podcast

Nunca empieces un podcast sin saber lo que quieres conseguir a corto, medio y largo plazo. Incluso si lo haces solo para divertirte, eso ya es en sí mismo un objetivo. Si lo haces para divertirte lo que tendrás que medir tras los primeros episodios es: ¿te has divertido haciéndolo? Eso definirá el éxito o fracaso de la iniciativa.

¿Es posible ganar dinero haciendo un podcast? Esta pregunta tiene trampa y es importante que la reformules antes de adentrarte en el universo podcast.

¿Qué es ganar dinero?

  • Si para ti ganar dinero es que los oyentes paguen una suscripción mensual para escuchar tu podcast, lo vas a tener muy difícil para recuperar el 100% de lo invertido. Te recordamos que la radio de toda la vida y la mayor parte del contenido de Internet son 100% gratis.
  • Si para ti ganar dinero es evitar que tus actuales clientes se den de baja y construir una reputación de marca que te hará atractivo para potenciales clientes… entonces estás listo para hablar el idioma de los podcast.

Todo podcast deberá nutrirse de los atributos de valor del producto/servicio y desplegarlos como una historia a lo largo de varios capítulos.

Existen tantos tipos de podcast como marcas, pero hay 3 líneas que han demostrado despertar gran interés en el público:

  • Entrevistas a invitados que tienen un hilo en común, ya sea explícitamente (trabajan en el mismo sector) o implícitamente (comparten una misma filosofía/lifestyle).
  • Formación para aprender y dominar disciplinas específicas: desde algo tan concreto como un curso (de idiomas, de historia contemporánea, de filosofía…) hasta cosas más difusas como un podcast sobre running que va enseñando a los oyentes cómo afrontar los diferentes aspectos (nutrición, zapatillas, tipos de entrenamiento, carreras, psicología…).
  • Imitaciones de las tertulias radiofónicas: muy en boga últimamente, se trata de juntar a diversos personajes para que debatan sobre uno o varios temas. La clave en estos casos es no perder el foco y encontrar algo que suponga una línea de continuidad de un episodio a otro.

En el plano de las ideas, el podcast le debe mucho a la radio (y la radio empieza a robar ideas del podcast) pero existe una diferencia importante: en el podcast conviene dedicarse a nichos temáticos y nichos de audiencia.

Normalmente un enfoque generalista y para todos los públicos no va a funcionar, mientras que lo que suele cuajar es algo pensado para un tipo concreto de público. Un podcast sobre fútbol no, mejor un podcast sobre fútbol femenino en Europa. Un podcast sobre arte no, mejor un podcast sobre el arte urbano en España. Un podcast sobre tu marca no, mejor un podcast sobre lo que tu marca significa para quien la usa.

Antes de hacer un podcast tienes que saber a quién le vas a hablar. No hace falta saber responder a todas estas preguntas (de hecho, puede ser contraproducente), pero necesitas agarrarte a alguna de ellas: ¿cuántos años tiene tu oyente? ¿de dónde es? ¿cuál es su principal hobby? ¿qué le gustaría que le regalasen en su cumpleaños? Si ves que responder a alguna de estas preguntas te “seca” las ideas, no respondas. Busca la respuesta que consigue que florezcan ideas para tus episodios de podcast.

Cómo preparar el guion de un podcast

Los guiones para podcast son un arte y un oficio en sí mismo. Presentarse en la grabación sin guion significará un podcast confuso, innecesariamente largo y que te condenará a muchas horas de edición y postproducción. Incluso los humoristas que admiras por sus dotes de improvisación tienen guiones y llevan preparados sus chistes.

Del mismo modo, un guion excesivamente detallado y cerrado significará un podcast frío, artificial y soporífero. Siempre hay que dejar rendijas para las digresiones, los giros y lo imprevisto.

Sin perder de vista el esqueleto del episodio, hay que diseñar un traje holgado en el que haya espacio para las expresiones naturales, las risas sinceras y otros aspectos que nunca van a poder recogerse en un guion.

La clave, por lo tanto, es poner negro sobre blanco:

  • Cómo se empieza: la parte inicial debe ser la más férreamente guionizada, ya que ayuda a los que hablan a comenzar sin titubeos ni inseguridades.
  • Dónde inicia la historia: quiénes son los que hablan y por qué están allí.
  • Dónde acaba la historia: a qué ideas-fuerza queremos llegar una vez que hayamos recorrido todo el capítulo. El hueso de la fruta que debe quedarnos en la mano una vez hayamos devorado toda la carne.
  • Lo que no podemos dejarnos en el tintero: no son ideas-fuerza sino detalles, anécdotas y tips que son fáciles de olvidar. Es como si te olvidas de echarle sal al guiso: fue solo un descuido pero en el sabor se nota.
  • Reparto de roles: en el caso de que haya más de un hablante, es importante tener un pequeño esquema sobre quién va a dirigir la conversación. Cada participante deberá conocer, grosso modo, el tono general que va a usar (serio, jocoso, distraído, enfadado…) y los temas en los que va a aportar más valor que el resto (su área de especialidad).

Este sería el esqueleto indispensable. Los más dotados a la hora de conversar pueden salir airosos únicamente con esto. El resto deberá enriquecer este esqueleto con frases e incluso párrafos enteros guionizados para sostener su dicción durante la duración del episodio, especialmente si es largo.

En cualquier caso, y en esto el guion para podcast es igual que cualquier otro tipo de guion, es fundamental escribir las partes guionizadas de la manera más natural posible, intercalando modos coloquiales de hablar y relacionarse.

En cuanto a los locutores o hablantes, tienen que pensar en todo momento en sus oyentes. Hay que vocalizar adecuadamente, auto-imponerse un tono de voz determinado pero que cuente con varios registros y ensayar con la velocidad a la que se va a hablar. Lo recomendable es ser capaz de cambiar el ritmo, con una dicción más ágil en las partes más fáciles de entender y/o menos emotivas. Cuando el asunto se ponga complejo y/o deseemos poner un acento emocional, habrá que reducir el ritmo.

Material técnico necesario para hacer un podcast

¿Cuánto dura un podcast?

Existe un amplio debate sobre la duración óptima de un episodio de podcast. Las agencias y los creativos suelen recomendar duraciones inspiradas en la radio, de entre 15 y 30 minutos. Sin embargo, abundan los ejemplos de podcast con episodios de varias horas de duración que consiguen muchísimo seguimiento.

¿Largo o corto? Habiendo casos de éxito de todo tipo, la conclusión parece ser que la duración de cada episodio debe adaptarse a la historia (y no al revés). Se sigue experimentando con duraciones ultralargas de hasta 4 horas y frecuencia semanal. Sin embargo, la última tendencia es explorar el extremo opuesto.

Hasta ahora se había hablado de micropodcast o microcast, con episodios de menos de 10 minutos. Este formato se ha quedado algo encasillado en el estilo boletín de noticias radiofónico. El siguiente paso es hacer un micropodcast aún más corto: micropíldoras de información (de menos de 5 minutos) que se van hilando entre sí para dar forma a un nuevo tipo de podcast.

Esta opción reduce los costes de producción respecto a podcast con episodios de duración larga o intermedia, y su potencial es tan evidente que en Estados Unidos ya proliferan nuevas redes sociales como Beams o Racket, en las que se comparten audios con un máximo de 99 segundos de duración cada uno.

Material técnico necesario para  hacer un podcast

¿Cuánto dinero tienes que gastar en material técnico para hacer un podcast? Como en todo, la horquilla de precios es muy amplia. Y como en todo, una inversión alta en material correlacionará con una calidad técnica final más alta.

Vamos a centrarnos en lo absolutamente imprescindible, de más a menos importante:

  • Micrófono: aquí hay que tomar una gran decisión: ¿USB o XLR? Los primeros son los de andar por casa y uno de solapa con calidad suficiente puede valer. Los segundos son profesionales, necesitan una mesa de mezclas para funcionar y, lógicamente, cuestan más dinero. Un micro USB decente para grabar podcast puede costarte entre 50 y 100 euros. Si optas por ser más pro la inversión se duplicaría, ya que un micro XLR recomendable puede costar entre 100 y 200 euros. A esto habría que sumar el muy deseable pop-filter que filtra los ruidos de vocalización que tan molestos resultan en una grabación. Un buen pop-filter para podcast cuesta entre 50 y 100 euros.
  • Software de grabación de audio: aquí las opciones se cuentan por decenas, ya sean gratuitas, de pago o freemium. La más popular entre las gratuitas es Audacity, mientras que en las de pago domina Adobe Audition.
  • Insonorización: hay que procurar siempre grabar en un entorno cerrado, silencioso y donde no haya posibilidad de ruidos externos que afecten a tu grabación. En la gama alta tienes un auténtico estudio de grabación. En la gama baja… tu propia habitación, pero asegurándote de que no se oye el ruido de la calle, los vecinos, posibles timbres…
  • Auriculares: son para escucharte tú y escuchar al resto de participantes en el podcast. Si no tienes presupuesto, no gastes mucho en este apartado y escoge aquellos que te permiten seguir la conversación sin problemas.
  • Ordenador: obviamente necesitas uno, pero sus especificaciones no tienen que ser nada del otro mundo y muy probablemente el que tienes te vale.

Cómo editar un podcast: la post-producción

Al igual que cuando hablamos del guion, aquí la virtud está en el término medio. No existe un buen podcast con cero de guion o cero de post-producción, pero abusar de cualquiera de los dos elementos puede ser fatal.

Un exagerado trabajo de edición supondrá quitarle frescura a lo grabado y, sobre todo, multiplicar las horas de trabajo que se le tienen que dedicar. Entra dentro de lo normal dedicar a la edición de un capítulo el triple de lo que dura la grabación original. Por encima de eso estaríamos ya hablando de un exceso de post-producción.

Aquí te dejamos con un tutorial de uso de Audacity, un software muy recomendable para la post-producción de tu podcast si tu presupuesto es limitado. Si te puedes permitir un software de pago, en este vídeo puedes hacer un curso de Adobe Audition.

Cómo publicar un podcast

Una vez grabado y editado, tu episodio de audio puede ser compartido con tus oyentes. Para ello tienes que subirlo a Internet, obviamente. En el universo podcast no existe una única plataforma y te recomendamos subirlo, al menos, en las siguientes (tendrás que abrirte cuenta en todas ellas):

Algunas de ellas te permiten alojar tus grabaciones, mientras que otras (como Apple Podcasts) te van a exigir que el podcast esté previamente almacenado en algún lugar de la nube.

Cómo hacer un podcast: la respuesta corta

Siendo honestos, es imposible explicar en un post cómo hacer un podcast. Existen todo tipo de detalles que van a depender, fundamentalmente, de la estrategia y los objetivos. ¿Cuánto tiene que durar cada capítulo? ¿Con qué periodicidad publicar los capítulos? ¿Cómo difundir el podcast para que sea conocido? ¿Cómo monetizarlo?

La respuesta más corta a todas estas preguntas es hablar con Contineo.

Nosotros podemos ocuparte de tu podcast desde el principio hasta el final, siempre yendo de la mano contigo y validando cada paso para ofrecerte un producto llave-en-mano y que no tengas que preocuparte de ningún engorro. Diseñamos contigo la estrategia, los objetivos, la temática, el enfoque, el casting de locutores, los guiones… Con el mejor material técnico para conseguir audios de alta calidad.

Otras historias

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Cuando, hace unos años, empezamos a plantear nuestra colaboración con ARS Magazine (uno de los primeros clientes de Contineo) nos hicimos algunas preguntas cruciales. ¿Qué podemos aportar nosotros, como agencia especializada en marketing de contenidos, a la […]

Marketing de Contenidos e Investigación de Mercados: una cuestión de corazón

Marketing de Contenidos e Investigación de Mercados: una cuestión de corazón NICOLA MARIANI – Contineo Founder. En un ecosistema digital globalizado e hipercompetitivo, las empresas sufren cada vez más para atraer la atención de sus clientes potenciales. Sin embargo, gracias al Marketing de Contenidos, hoy en día es posible superar las limitaciones de los métodos […]

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal del cliente MIGUEL CALZADA Teóricos del Marketing Digital y comerciales de todo pelaje llevan años hablando de la experiencia omnicanal del cliente como si estuviésemos ante un descubrimiento reciente. Pero ¿qué es la omnicanalidad? Es sencillo: se trata de sentir cada experiencia de manera coherente […]

Escríbenos en cualquier momento y sin compromiso:
contineo@contineo.es

Categorías
Analítica & Insights Creación de Contenidos Estrategia Editorial SEO & Difusión de Contenidos

¿Qué hace una agencia de Contenidos?

¿Qué hace una agencia de Contenidos?

¿Qué hace una agencia de Contenidos?

¿Qué es exactamente una agencia de Marketing de Contenidos? ¿Qué hace una agencia de Contenidos? O mejor todavía: ¿qué es el Marketing de Contenidos? ¿Y qué es una agencia, para empezar?

Una agencia consigue que las cosas cambien

Según la RAE un agente es «una persona o cosa que produce un efecto«.

Esta definición sirve perfectamente para separar unas agencias de otras. Para trazar una frontera clara entre las agencias que consiguen
cambiar la realidad de sus clientes y las que se limitan a emitir facturas.
  

Las hay grandes y pequeñas, generalistas y especializadas, pero lo que de verdad importa es si pretenden tener un efecto medible sobre el negocio de sus clientes (más allá de suponerles un gasto, claro).

¿Por qué son necesarias las agencias? ¿Por qué existen? Como en todo lo anterior, hay dos supuestos radicalmente diferentes:

  • Agencias necesarias porque aportan conocimientos, experiencia, agilidad y frescura a un cliente: hablamos de implementar, colaborar, enriquecer. Trabajar.
     
  • Agencias necesarias porque al cliente le da pereza ocuparse de ciertos temas:
    aquí el verbo que se conjuga es un verbo feo, «externalizar», quitarse de encima problemas.
    ¿Cuál es mejor? Depende de lo que se quiera conseguir. 

Si el objetivo es transformar la realidad, la solución nunca va a ser externalizar nada sino más bien interiorizar los frutos de un trabajo cooperativo entre agencia y cliente.

Como en toda relación, ambos deben crecer durante el proceso.

Marketing de Contenidos es publicidad sin anuncios

En estos tiempos en que la saturación publicitaria ha tocado techo, es habitual que los diferentes formatos de anuncio se vean condenados a la indiferencia del público:

  • Un spot en la tele: el momento en el que levantarse para ir al baño.
  • Una cuña en la radio: el lapso de frustración en el que dejas de escuchar tu programa favorito.
  • Un cartel al lado de la carretera: es mejor prestar atención al volante.
  • Un banner en Internet: ¿cómo hago para cerrarlo?

La audiencia está harta. El bombardeo es constante. Compra, consume, pinchaPor tierra, mar y aire les llegan indecentes proposiciones comerciales. Al principio estorbaban, simplemente estorbaban. 

Con el tiempo, se aprende a ignorarlo todo. Igual que se deja de escuchar un pitido molesto pero constante, el público de nuestros días tiene olfato para detectar los anuncios y puentearlos (con ejemplos paradigmáticos como los bloqueadores de anuncios online, cada vez más usados). Vistas así las cosas, ¿qué futuro le espera a la publicidad?

El futuro es vencer la desconfianza de una audiencia que ha aprendido a distinguir las orejas del lobo. No puedes parecer un anuncio. Tienes que parecer una historia. Entonces, te prestarán atención. 

Pero eso no es suficiente. Porque la audiencia también ha aprendido a desenmascarar a los lobos con piel de cordero. Sí, me cuentas una historia, muy bonito… pero al final volvemos a acabar en el mismo punto al que me llevaba aquel odioso banner. Compra, consume, pincha. 

El Marketing de Contenidos no es disimular un anuncio. El Marketing de Contenidos es hacer llegar tus historias a tu público. Y a partir de ahí ya no hay Marketing. Solo quedan Contenidos.  

¿Qué hace una agencia de Contenidos? Creer más en tus valores que en tus ventas

 

Llegamos por fin al punto clave. ¿Qué es una agencia de Contenidos? 

Una agencia de Contenidos se diferencia del resto de agencias porque su prioridad y su foco está en las historias que su cliente quiere contar. A veces el cliente ni siquiera sabe que tiene una historia entre manos. A veces solo tienen objetivos, ventas que conseguir, productos que promocionar. Todo eso es la materia prima con la que la agencia de Contenidos debe trabajar.

Una verdadera agencia de Contenidos no desprecia ni ignora el valor de las ventas. En absoluto. Pero está especializada en llegar a ellas por el camino del storytelling. Y para esa narración no sirven los números estimados, el ROI pronosticado.

Lo que hace falta es transformar los objetivos en ideas… y que de las ideas nazcan historias que seduzcan al público. Para eso hacen falta valores cualitativos, atributos que a menudo están ligados a emociones y afectos, a los verdaderos elementos movilizadores del ser humano.

Basta analizar un día cualquiera de un tipo cualquiera para comprobar que no somos seres racionales que toman decisiones basadas en cálculos matemáticos y balances coste-beneficio. Si así fuese, nadie bebería Coca-Cola (cuesta dinero, no te quita la sed y es mala para tu salud).

Somos emociones que caminan. Y en nuestro camino encontramos una gran cantidad de imágenes, sonidos y olores reclamando nuestra atención. Necesitamos filtrar, no queda otro remedio que ignorar la mayoría de lo que nos llega. Solo una pequeña parte de todos esos estímulos se traducen en experiencias que nos dejan huella.

Una agencia de Contenidos se preocupa por transformar objetivos de ventas en experiencias emocionales.

Muchos te van a decir que lo son, pero no hay tantas agencias de Contenidos en el mercado. Si a un panadero le pides que te venda un solomillo, te dirá que no es su terreno y que no sabe despiezar una vaca. Por desgracia, en el Marketing Digital no funciona igual y demasiadas agencias intentan acaparar demasiados terrenos diferentes.

En Contineo sabemos que somos una agencia de Contenidos. Y lo somos porque es lo que queremos ser. Creamos Contenidos para transformar objetivos de ventas en ideas. Con estrategia (lo que hace falta, cuando hace falta) y por supuesto con medios de difusión (Redes Sociales, SEO, SEM, whatever it takes) y con un análisis continuo que permita mejorar a cada paso.

Pero sin perder de vista el foco, la razón de ser: hacer que las cosas cambien mediante la transmisión de experiencias emocionales que se alejan radicalmente del compra, consume, pincha.

Ya no va de eso. En Contineo preferimos el vive, siente, opina.

  • Si quieres opinar sobre este post, puedes hacerlo con un comentario aquí abajo. 
  • Si quieres saber cómo Contineo puede ayudarte a descubrir tu propia historia, envíanos un email sin compromiso a contineo@contineo.es. Estaremos encantados de escucharte

Otras historias

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito

Marketing de contenidos para el arte y la cultura: un caso de éxito NICOLA MARIANI – Contineo Founder. Cuando, hace unos años, empezamos a plantear nuestra colaboración con ARS Magazine (uno de los primeros clientes de Contineo) nos hicimos algunas preguntas cruciales. ¿Qué podemos aportar nosotros, como agencia especializada en marketing de contenidos, a la […]

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal

Dotando de Contenido al territorio: rugby y barrio como experiencia omnicanal del cliente MIGUEL CALZADA Teóricos del Marketing Digital y comerciales de todo pelaje llevan años hablando de la experiencia omnicanal del cliente como si estuviésemos ante un descubrimiento reciente. Pero ¿qué es la omnicanalidad? Es sencillo: se trata de sentir cada experiencia de manera coherente […]

Escríbenos en cualquier momento y sin compromiso:
contineo@contineo.es